José  Ramón Álvarez Ruiz-Huidobro

José Ramón Álvarez Ruiz-Huidobro. Cinturón Negro 7° Dan

Sigue al maestro en Facebook

Está usted en: Inicio > Libro Karate Shotokan > Metodología integral

Metodología integral

Exposición del sistema

La idea fundamental es exponer y compartir un interesante método acerca de cómo obtener información relativa a cualquier tipo de trabajo de karate a partir de los kata, donde cualquiera de las materias que entrenamos en el día a día, es decir kihon, kumite, goshin kata (defensa personal basada en el kata), etc. así como una serie de nuevas ideas y propuestas de trabajo, surgen y están fundamentadas en los kata; todo ello perfectamente formalizado, estructurado y cohesionado en base a cada uno de los mismos.

El objetivo final es obtener mucho más partido del repertorio de gestos técnicos, desplazamientos, giros, etc que habitualmente entrenamos, sin añadir ni quitar nada, respetando la naturaleza de cada uno de los kata. No nos referimos a la simple idea de Bunkai y posibles variantes (trabajo que consideramos muy interesante), sino a un estudio y a un desglose mucho más profundo y con un ordenamiento y unos criterios empíricos específicos.

En el método que yo bautizo como "Metodología integral Karate Kata", no se limita a exponer diferentes trabajos y a memorizarlos, sino que en el mismo se dan las pautas para la elaboración de toda clase de ejercicios vinculados a cada uno de los kata.

Estos están reflejados en un proyecto que aglutina unas doscientas páginas solo de los kata Heian. En las mismas tenemos tanto texto explicativo como dibujos y esquemas.

En estos momentos he empezado a trabajar con los kata superiores. Comentar como dato curioso que he tenido que dibujar todos los katas del estilo Shotokan en formato jpg (unos dos mil dibujos entre los kata de heian y los superiores) que es el que yo practico.

Se incorporan en el mismo, ideas nuevas como la interpretación integral de las técnicas, el desarrollo integral de las técnicas, el desarrollo integral de los kamaes interpretación integral de los kamaes, los bloques gestuales técnicos, los bloques técnico tácticos (elaboración de los modelos de trabajo específicos por cada kata e interpretación de los mismos).

Estando conformada cada unidad didáctica (cada uno de los kata) en dos importantes líneas de desarrollo:

  • Trabajos estructurados formales de aprendizaje
  • Trabajos estructurados de adaptación

Todo esto sin renunciar a la práctica del Karate do Shotokan Tradicional. O lo que es lo mismo, considerando los fundamentos, la esencia y los principios de esta forma de practicar y entender Karate do. Quiero transmitir con esto que el desarrollo y práctica de este sistema no impide en forma alguna, la práctica habitual que cada uno ejerza en su dojo en función de si sigue una determinada línea o concepción de karate Shotokan, ya sea esta JKA, SKI, KASE HA, ISKA, o cualquier otra. Más bien se complementan y enriquece cualquier tipo de práctica.

Estructura del estudio

  • Ficha Técnica
  • Dibujos del Kata
  • Cuadro de trabajo
  • Cuadro de conclusiones

Trabajos estructurados formales

  • Kihon en sus diversas formas
  • Kihon Kumite: Ippon kumite Básico y Desarrollado
  • Yakushoku kumite en las formas de trabajo sei te y hen te
  • Estudio y desarrollo de los kamaes característicos
  • Bunkai Kumite: Clásico y Libre

Trabajos estructurados adaptados

  • Goshin-kata (Defensa Personal a través de las técnicas del Kata), en sus diversas formas de entrenamiento.
  • Traslación y adaptación del trabajo de los kamaes al trabajo de defensa personal.
  • Kaisai-Kumite (trabajos de Kumite libre partiendo de los conceptos del Kata).

En el método explico bastante la idea general del estudio pero no descarto la posibilidad de impartir algún curso sobre el mismo, de hecho ya he impartido varios en España, pues se ilustra y comprende mucho mejor el desarrollo y la relación de unas materias con otras.

Si alguna persona siente interés por el tema, le ruego se ponga en contacto conmigo a través del correo electrónico.

Justificación del estudio

El objetivo de este estudio no es enumerar y describir las técnicas de Karate desde el punto de vista de la ejecución técnica, es decir, describir los principios biomecánicos que las rigen, ejes y planos en los que actúan, punto de origen, trayectoria y punto final de cada técnica, palancas articulares que se emplean, grupos musculares que están involucrados, zonas de golpeo, ubicación del centro de gravedad, diferentes formas de utilización de la cadera y un largo etc., que aunque considero de vital importancia, ya que de ello depende la formación técnica del Karateca, creo que esa etapa debe de estar superada y que poco o nada nuevo aportaría, pues ya hay bastante literatura sobre el tema, y más en mi caso concreto como practicante de Karate Shotokan.

Por lo tanto, no considero oportuno explicarle a nadie como se realiza un gueri o un tsuki pues, seguramente, la mayor parte de las personas que accedan a esta información lo ejecutaran mucho mejor que un servidor en función de sus cualidades físicas, edad, motivación etc.

Mi propósito es, más bien, diseñar un Sistema de Trabajo racional y ordenado tomando los Kata como punto de referencia o como unidad didáctica que pueda servir de guía de trabajo a practicantes y profesores, intentando dar sentido a todo aquello que nos muestre el Kata, independientemente del estilo al que pertenezcan, yendo un poco más allá de lo que habitualmente nos han mostrado hasta la actualidad, respetando lo que hemos recibido pero aportando nuestras propias conclusiones, para de esta manera crear un Karate más ameno, científico, práctico y evolucionado.

El motivo de haber seleccionado los Kata como referente para este trabajo es, quizá, la sensación de no entender nada de lo experimentado cuando, por primera vez, nos muestran el mismo. Esa sensación, en función de los años de práctica, va sufriendo diversas metamorfosis por ejemplo en el momento que contrastas esa información con otros profesores y practicantes de Karate, con la asistencia a seminarios y cursos, mediante la consulta de libros y vídeos, por la lectura de artículos en revistas especializadas etc. Poco a poco vamos incrementando y manejando dicha información y encontrándole más sentido a todos los conceptos recibidos, pero que, en cualquier caso y con el máximo de los respetos, me parece incompleta, desordenada, y en algunos momentos incoherentes debido al exceso de dogmas con los que, en ciertas ocasiones nos plantean la aplicación de técnicas en determinados pasajes de los Kata donde muchas veces se pretenden "medir distancias con kilogramos" o "pesar algo con un termómetro", es decir, se confunde el método de entrenamiento con la aplicación práctica o bien la forma de expresar una idea con la propia idea.

Aunque cada estilo tiene sus peculiaridades e interpretaciones propias, al final todos enraízan en un tronco común formando la gran familia del Karate-do y, por lo tanto, tienen muchos principios aunados.

No olvidemos que los estilos surgieron ante la necesidad de adaptar el Karate a la persona que lo practicaba en función de su morfología, personalidad, forma de combatir e incluso de la fusión con conceptos de otros artes marciales practicados con anterioridad por los maestros que lo fundaron o crearon.

Este argumento me anima a afirmar que no hay estilos mejores ni peores, superiores ni inferiores y voy más allá, no hay un arte marcial superior a otro pues todos son válidos, cada uno dentro de su contexto, más aún cuando el fin último de las artes marciales no es vencer a los demás, la técnica no es sino una vía de perfeccionamiento del individuo.

Los estilos son sistemas para practicar y desarrollar la técnica fundamental; en el momento de aplicarla, en combate o en la defensa personal, no existen estilos.

Todos los estilos poseen Kata, en mayor o menor número, y los consideran elementos receptores y transmisores del conocimiento que lleva implícita su práctica, observación, estudio y su síntesis; es pues, desde este punto de vista, desde el cual quiero abordar mi trabajo.

Dentro de los Kata existen gran cantidad de contenidos, sólo es cuestión de abordarlos de forma ordenada, progresiva y adecuada al nivel del grupo pedagógico a quien va dirigida, de tal manera que tomando como ejemplo un Kata básico como heian-shodan (pinan nidan) podremos desarrollar una clase orientada bien hacia cinturones blancos o bien a cinturones negros.

El objetivo final es poder utilizar y dar sentido práctico a todas las técnicas posibles que estén contenidas en los Kata, pues d la ingente cantidad de técnicas que se nos muestran en los mismos, sólo se utiliza un pequeño porcentaje a la hora de practicar kihon o aplicaciones a defensa personal o a Kumite.

Mi reflexión al respecto es la siguiente: ¿para qué practicar tantos "gestos técnicos" si sólo utilizamos una pequeña parte de estos y además de una forma muy limitada y condicionada?

Desde el punto de vista del Karate-Arte, si limitamos las técnicas y sus formas de utilización estamos poniendo límites al Arte, y este no tiene límites.

Otro de los motivos que me ha llevado a profundizar en este estudio es la observación del éxodo masivo de personas practicantes de Karate (mejor dicho de un inadecuado enfoque del mismo) hacia otros artes de lucha como kick boxing, muai tai, full contact, etc, muy respetables por cierto, buscando un poco lo que echaban de menos en el Karate, el entrenamiento de las sensaciones de golpear, de bloquear, de traccionar, de liberarse de presas, de proyectar, de esquivar, notar el impacto del brazo del compañero contra el nuestro, notar nuestro puño o mano en el cuerpo o articulaciones del compañero (por supuesto de forma controlada) y toda una gama de sensaciones de lucha perdidas a causa de un excesivo enfoque hacia la competición ya sea esta de kumite o de Kata, pues trabajando exclusivamente de esta forma la gente, después de un tiempo se desencanta del Karate-do. Por lo tanto conviene establecer un equilibrio entre los entrenamientos de "los trabajos estructurados formales de aprendizaje" y que por otra parte son imprescindibles y necesarios para una correcta progresión en Karate y entre los "trabajos estructurados de adaptación".

Cabe destacar que la parte que predomina en este estudio y que es la especialidad en Karate-do son las defensas y los contraataques en distancia media y larga y los bloqueos y ataques en distancia corta. No obstante y en determinados Katas aparecen tímidamente los conceptos de luxación y de proyección, sin ser estos aspectos la especialización en Karate de tal manera que en este estudio se abordaran en la medida y en la proporción en que están en los Kata, es decir, no vamos a quitar ni añadir nada, con lo que no vamos a recurrir a técnicas de otras artes marciales pues nos estaríamos saliendo de lo que habitualmente estamos entrenando; todo ello sin perjuicio de que todo aquel Budoka que tenga inquietud por estudiar otro arte marcial como complemento del Karate-do lo haga para perfeccionar el bagaje técnico de luxaciones, proyecciones, estrangulaciones, etc y para enriquecer las aplicaciones que habitualmente se hacen, donde determinadas acciones de defensa/contraataque/desequilibrio puedan rematarse ¿Por qué no? Con una acción de control por luxación con posterior inmovilización pero que en cualquier caso y si somos honrados no podemos decir que son argumentos técnicos del Karate-do. Por ejemplo si después de realizar una defensa y un contraataque se produce una situación que favorece la ejecución de un kote-gaeshi (luxación de muñeca) , hasta el contraataque podemos decir que son elementos del Karate pero al hacer un kote-gaeshi estamos introduciendo una técnica de Ahiki-do, Ju-jitsu, Tai-jitsu, Hap-kido, etc pero que no es habitual en Karate.

Citas de grandes maestros reconocidos referentes a los Katas

Kenji Tokitsu: Dice en su libro de historia del Karate-do: la palabra Kata en japonés significa forma, "molde" prototipo, sin embargo no conviene tomar el Kata por un conjunto de formas sino un método donde se han incluido conocimientos mas amplios. En Karate lo esencial del saber se condensa en los Katas. El trabajo de un Kata se extiende a lo largo de varios años, incluso a lo largo de una vida. El Kata contiene más de lo que ofrece a primera vista. En efecto, aunque se entrene solo el Kata, el adepto de un cierto nivel integra su experiencia del combate a la vez que descodifica por medio del Kata las respuestas a las preguntas que es capaz de plantearse.

El Kata es de alguna manera como un espejo, sólo puede reflejar lo que tiene delante de si. Si podemos apreciar la experiencia sintetizada de los predecesores, dispondremos de un modo privilegiado de entender al adversario y de conocerse a si mismo.

Dos aspectos distintos en la práctica del Kata, uno instruirse recibiendo una dirección, aprender de él, como un alfabeto, ciertos gestos técnicos que aún no se poseía en su repertorio, y por otra parte utilizar el Kata para "rellenarlo" con su propia experiencia. El ir y venir entre los dos aspectos permite explorar las posibilidades de aplicación al combate e ir al encuentro de nuevas técnicas.

Hiromichi Kohata: Respecto a los Katas conviene señalar que no son objeto de competición ni mucho menos pueden ser juzgadas por otra persona que no sea la misma que los ejecuta, pues lo más importante de ellos es la sensación de perfección que uno siente al realizarlas con su propio cuerpo y espíritu a través del entrenamiento constante.

De cualquier forma ese entrenamiento constante nos indicará cuál es el objeto del Karate-do y cuál ha de ser nuestra postura hacia él. En este sentido hay que destacar la importancia de entrenar y pulir los Katas, la actitud física y mental, la lucha, que no es contra otro sino contra uno mismo, etc. Igualmente hay que señalar que en los Katas hay algunas partes más exageradas de lo necesario como consecuencia del efecto artístico o bien técnicas que son simplemente pistas para algunas aplicaciones

Taiji Kase: Los Katas constituyen de forma absoluta aquello que se pudiera llamar enciclopedia del Karate-do. Exclusivamente las llaves de toda expresión de Karate-do se encuentran en el seno de los Katas.

Hirokazu Kanazawa: El kata es la reunión de técnicas que los maestros crearon para perpetuar sus experiencias técnicas y mentales más allá de la vida o de la muerte a través del entrenamiento duro. Por consiguiente además de los movimientos de defensa y contraataque del combate real, un kata se compone asimismo de movimientos gimnásticos (con aplicaciones médicas) y de filosofía.

Realizar un kata determinado imaginando un adversario es desafiarse a uno mismo y luchar contra nosotros mismos. Sin la lucha con uno mismo no puede entrenarse la mentalidad, y ahí reside su valor como arte marcial.

Al realizar un Kata debe concentrarse la mente y mantener siempre el Ki hasta el final, dejando el espíritu tranquilo y libre.

Lo novedoso de este estudio

¿Qué es lo que realmente hace novedoso el sistema de estudio y trabajo del Karate do "Metodología de Karate Kata Integral"?

Pues que además de un desmenuzamiento, analítica y ordenamientos exhaustivos de todo tipo de trabajo y conceptos insertos en los kata (es decir utilizamos el kata para decodificar y obtener más información) y por supuesto, después de pasar por el trabajo básico en sus diferentes formas y planteamientos, culmina el estudio en lo que podemos llamar "Trabajos de Adaptación", que es la parte realmente novedosa e interesantísima, pues hace una propuesta basada en la esencia de los conceptos desarrollados pero libre de planteamientos dogmáticos e incoherentes, es decir no es más de lo mismo.

Si alguien desea más información y sin ningún tipo de compromiso, le ruego se ponga en contacto conmigo.

Metodología Integral Karate Kata

YA DISPONIBLE!!!

Metodología Integral Karate Kata

Obra registrada en el Registro de la Propiedad Intelectual

del Principado de Asturias

  • Detalles:
  • spanish
  • english
  • french
  • german
  • italian
  • portuguese

Número de asiento registral: 05 / 2003 / 321

Título: Kata Integral

Autor/es y titular/es originarios de los derechos:

Álvarez Ruiz-Huidobro, José Ramón

MÁS INFORMACIÓN AQUÍ

Shotokan Karate Do Asturias - Dojo Okinawa

Avda. de la Vega N° 81 bajo - 33940 El Entrego (Asturias) - España

Móvil: 608 24 72 42 / Email: okinawa_ramon@hotmail.com

Desarrollado por Peak Level y adaptado por Incicop S.L.L.